Fundamentación - odontopediatria

                    

Fundamentación

 

Toda Institución educativa, especialmente del nivel superior, sustenta su trabajo en una serie de valores y concepciones reflejados en las características de su oferta educativa y los aspectos que enfatizan la formación profesional. El nuevo modelo educativo de la UAZ expresa estas concepciones y con él se define lo que la Institución y su comunidad consideran como la forma y el contenido de los procesos de transmisión, generación y difusión del conocimiento, apoyándose en la misión y en su código de ética, teniendo como horizonte de futuro la visión institucional.

 

El modelo de la UAZ promueve, a través de su oferta educativa y los planes y programas que la concretan, una formación con las características señaladas para la educación de alta calidad: pertinencia, relevancia, eficiencia, eficacia, trascendencia y equidad, mediante tareas educativas que tienen una mayor correspondencia entre los contenidos, procesos y resultados del quehacer académico en respuesta a las necesidades y expectativas de la sociedad y los estudiantes.

 

Igualmente ofrece programas que permiten lograr los objetivos institucionales al menor costo posible y con el menor desgaste humano, con oportunidades equitativas para el ingreso y la permanencia a través de estrategias para que los estudiantes culminen con éxito una formación que les permita la inserción al mercado laboral y su desarrollo como ciudadanos.

 

El enfoque teórico del modelo académico replantea los fines, métodos y contenidos de la educación, enmarcada por una creciente internacionalización de la economía, la ciencia y la cultura en un entorno tecnológico radicalmente nuevo y exigente de servicios y perfiles de calidad. Renovar la educación en estos tiempos implica asumir el enfoque innovador de la educación centrada en el aprendizaje, a partir de la premisa de que los estudiantes adquieran conciencia de su propio marco de referencia intelectual, social, cultural y político y establezcan conexiones entre los métodos, el contenido y las interacciones escolares y su significación respecto a la realidad social. Esta perspectiva teórica, conceptual y metodológica coincide con el desarrollo de ambientes de aprendizaje –constructivos, democráticos y críticos– abiertos al contraste y a la participación significativa y relevante de sus miembros.